Saltar al contenido
Libros de ensueño

Generación del 27: Escritores que la forman, características y mejores obras

A lo largo de los años han sido muchos los cambios que se han dado en las obras de literatura, tanto en prosa como poesía. Sus protagonistas han dejado su huella en la historia de la literatura, pues marcaron algunas tendencias que estuvieron muy ligadas a lo que fueron sus vivencias personales y la influencia de muchos otros escritores talentosos de la misma época o de más antigüedad.

Una de estas generaciones fue la llamada Generación del 27. Una de las que más destaca dentro de la historia de la literatura española gracias al gran aporte que ha dejado y a su estilo distintivo. Nació junto a otras dos corrientes literarias importantes como lo son el novecentismo y el vanguardismo.

Es precisamente de estas corrientes mencionadas de las que hablaremos con más detalle a continuación. Destacaremos sus características más importantes, sus orígenes, sus autores y su importancia en la historia de la poesía y la literatura.

La generación del 27: Contexto histórico y antecedentes

La Generación del 27 nació durante los diversos conflictos políticos de la década de los años 20, época en que se estableció en España la dictadura del general Primo de Rivera. Es una generación literaria compuesta por jóvenes poetas nacidos entre los años 1892 y 1906 que surge bajo la influencia de  todos sucesos presentes durante su época.

Sin embargo, no es hasta los años de la Segunda República Española (1931-1936) en donde estos autores logran su mayor auge y reconocimiento por sus brillantes composiciones literarias.

El nombre de esta generación surge a raíz de un acto presentado en diciembre de 1927 en el Ateneo de Sevilla en conmemoración del tercer centenario del fallecimiento del poeta Luis de Góngora. Este autor fue bastante desacreditado por la crítica. Y por ello la gran mayoría de estos jóvenes autores que posteriormente integrarían la generación del 27, decidieron utilizar dicha fecha para que de alguna manera la poesía, el estilo y las letras de Góngora recibiesen la valoración que realmente merecía.

La “generación perdida” surgió en un periodo conflictivo entre guerras, por lo que era natural que existiera un cambio en su forma de escribir. Y que hubiese estado altamente influenciado por las vivencias personales de los autores. Durante sus primeros años esta influencia no era notable en sus obras. La dictadura de Primo de Rivera y el totalitarismo que iniciaba en Europa en los tiempos de Mussolini (1922), parecían ser ajenas a todo lo relacionado con sus trabajos.

A medida que el totalitarismo fue extendiéndose por toda Europa, empezaron a surgir los diversos movimientos revolucionarios que involucrarían a las asociaciones de escritores que se enfrentaban a una realidad que ya no podían ignorar. En 1936 cuando estalló la Guerra Civil española, el movimiento literario de la época empezó a fragmentarse con el exilio de muchos escritores y fue allí cuando verdaderamente se hizo notable el cambio en la estructura y armonía en las obras de literatura de esta generación.

Características de la generación del 27

En esta particular generación de grandes escritores españoles destacan ciertas cualidades intelectuales y muchos ideales que persiguen fines específicos en común que le dan un toque único y tradicional en la historia de la literatura española.

  • Estética y evolución: en sus poesías logran crear un balance entre la literatura española tradicional y lo moderno, inspirados por el movimiento vanguardista y la belleza de la poesía en su expresión más pura.
  • Libertad métrica: en esta generación se utilizaron tanto las estrofas clásicas, como los versos modernos, sonetos y villancicos sin enfocarse solamente en un estilo en particular, rima o métrica.
  • El sentimentalismo: estos autores fueron dejando de lado la deshumanización. Se enfocaron en temas un poco más influenciados por el dolor, la melancolía, la alegría, los recuerdos del pasado, debido a los acontecimientos y pérdidas generadas por los conflictos de la época.
  • El surrealismo: hace uso de metáforas para expresar ideas y pensamientos provenientes de la imaginación siguiendo un poco lo que es el movimiento surrealista.

Cabe destacar que la gran mayoría de estos artistas que conforman esta generación literaria poseen una formación universitaria y pertenecen a la burguesía liberal. Ostentan un nivel cultural bastante considerable y una estrecha relación personal dentro de las raíces españolas que hacen su poesía similar al perseguir fines e ideales en común.

Novecentismo, Vanguardismo y Generación del 27

Existen tres corrientes literarias de mucha congruencia que nacen entre los años 1914 y 1936 que se compenetran unas con otras para darle una sólida y particular estructura a la historia de la literatura. Estas son: novecentismo, vanguardismo y la ya mencionada generación del 27.

Novecentismo

Es un movimiento literario que surge a comienzos del siglo XX y logra consolidarse en el año 1914. Posee una ideología muy conservadora, lejos de lo romántico, lo antiguo y acercándose más a lo moderno e innovador. Además conserva la preocupación por España y sus tradiciones y sostiene con firmeza la idea de que la clase culta que posee una educación y preparación que destaca sobre los demás merece representar un cambio social fundamental en la estructura de las revoluciones.

La base del novecentismo se basa en los cambios y el abandono de lo decimonónico en cuanto a las costumbres literarias se trata, huyendo del sentimentalismo y la pasión. Los autores de esta corriente literaria apoyan el arte de la literatura en su forma más pura que está totalmente desvinculada de la política y los problemas sociales.

Entre sus características más resaltantes destaca su preocupación por el empleo del lenguaje correcto. Se le da importancia a la prosa en la poesía y se persigue la elegancia, la estética y la perfecta ejecución de las obras literarias.

En la lista de sus principales autores podemos destacar a Ramón Pérez de Ayala (1880-1962), Benjamín Jarnés (1888-1949), Gabriel Miró (1879-1930) y Wenceslao Fernández Flórez (2885-2964). Estos autores se dedican al género de la novela. Los autores que destacaron en el género de la lírica son Juan Ramón Jiménez (1881-1958) y Ramón Gómez de la Serna (1888-1963).

Vanguardismo

A comienzos de 1915 empezaron a surgir en Europa unas nuevas tendencias literarias con características propias contemporáneas, diferenciándose de otros estilos ya existentes. A estos se les denominó como los movimientos de vanguardia, también los llamados ismos y son los siguientes.

Cubismo

Este movimiento nace en 1907 con una obra de Picasso llamada “Les demoiselles d’Avignon”. Se caracteriza por la representación de una visión más conjunta a las realidades paralelas de la época con distintos puntos de vista, rompiendo así con una visión única.

Como figura más importante dentro del cubismo literario destacamos al francés Apollinaire.

Futurismo

Este movimiento nace con el poeta italiano Filippo Marinetti a finales de 1908. Se caracteriza por dejar en manifiesto la evolución, la modernidad y el deseo de querer dejar atrás el pasado, dando paso a las nuevas técnicas y tecnologías futuras. Fue utilizado el lema “Libertad para las palabras”.

Aunque en España no surgió como tal un auténtico futurismo, sí es notable su influencia por el interés en introducir las novedades dentro de la vida cotidiana de las comunidades y la velocidad que acompañaba estos cambios. Algunos de los personajes que destacan dentro del movimiento futurista fueron Fernando Pessoa, Oswald de Andrade, Filippo Marinetti, Vladimir Maiakovski, entre muchos otros.

Creacionismo

Es un movimiento que surgió alrededor del año 1916 bajo la figura principal de Vicente Huidobro, poeta chileno considerado el padre del creacionismo. Este movimiento literario se caracteriza por la belleza única de las palabras inventadas que crean y no que imitan, rechazando la realidad como tal que no aporta nada nuevo. Se utilizaban metáforas y palabras que quizá no poseían mucha lógica y su contenido era de expresión bastante libre. En el creacionismo destacan el francés Pierre Reverdy y los poetas españoles Juan Larrea y Gerardo Diego.

Expresionismo

El expresionismo comenzó en Alemania en los inicios del siglo XX durante la Primera Guerra Mundial. Fue plasmado en artes como el cine, el teatro, la música, la fotografía, el teatro y las artes plásticas. Se caracteriza por expresar las emociones y sentimientos de sus autores de manera poco convencional e incongruente.

Refleja las preocupaciones del mundo y por la vida que eran el resultado de las situaciones conflictivas de aquello tiempos. En cuanto a estilo de escritura, se empleaban sustantivos, adjetivos y verbos en infinitivo para su expresión. Entre sus representantes destaca el Español Federico García Lorca, el Alemán Frank Wedekind y  el checo Franz Kafka.

El Dadaísmo

Es un movimiento literario que surgió en Europa en la época de la Primera Guerra Mundial. Su principal aporte fue el replanteamiento de toda actividad artística para utilizarla de manera inusual y como una forma de protesta. Ponían de manifiesto la crítica a la sociedad por sus tradiciones artísticas y cuestionaban el rol que cumplía el arte en la cultura y la sociedad.

Este era considerado un movimiento antiartístico. Entre sus representantes destacamos al rumano Tristan Tzara, el francés André Bretón y la alemana Elsa von Freytag-Loringhoven.

Ultraísmo

Fue un movimiento literario vanguardista desarrollado en España y Argentina en el año 1919. El ultraísmo deseaba renovar la poesía oponiéndose al modernismo y la Generación del 98. Como característica principal utilizaba la metáfora y eliminaba la rima, proponiendo innovaciones complicadas como lo es el verso libre.

Es una poesía subjetiva y muy individualista que desafía todo esquema literario tradicional. Como representantes destacamos al español Guillermo de la Torre, el argentino Jorge Luis Borges y el sevillano Rafael Cansinos Assens.

El Surrealismo

Este movimiento literario surgió en Europa entre la Primera y la Segunda Guerra Mundial y generó gran influencia en España entre los años 1929 y 1936. Es el movimiento que posee mayor relevancia en todo el mundo por su grado de influencia. Consistió en una construcción positiva y creativa del arte en donde se combinaba el mundo real con el mundo imaginario y de la fantasía para crear otra realidad distinta o surrealidad.

Los escritores de este movimiento fueron motivo de persecución política y muchos de ellos tuvieron que exiliarse. Pero fue precisamente gracias a esto que se pudo extender el movimiento a otros continentes. El surrealismo creaba historias que desafiaban la lógica, proporcionando muchas ideas abstractas que no tenían nada que ver con las estructuras literarias anteriores.

Algunos de los representantes de este movimiento fueron los franceses Louis Aragon, André Breton y Philippe Soupault.

La Generación del 27

A principios de 1920 surgió un grupo de grandes poetas españoles que sumaron una importante relevancia dentro de la historia de la literatura española. Con sus ideas y planteamientos nuevos, de fines comunes entre ellos, estos poetas consolidaron una relación personal bastante estrecha.

En un principio, el enfoque de sus poesías no le daba tanta importancia al contenido sino a la manera en cómo se expresaban las ideas, deshumanizando un poco el arte y desligando la poesía de la vida y situaciones externas. Al sostener que la calidad de la poesía reside en la expresión, las imágenes toman una gran importancia para los poetas de la Generación del 27, involucrando la imaginación tradicional barroca, los símbolos y la imaginación surrealista.

Estos jóvenes de la Generación del 27 no rompen con la tradición a pesar de sus objetivos innovadores. Sienten gran afinidad por la tradición poética, por lo cual logran sintetizar lo tradicional con lo nuevo.

Dentro de las grandes tendencias que influyen en la poesía española en el periodo de 1918 hasta 1936 existe una poesía pura y vanguardista, donde el surrealismo y todos los acontecimientos de la época contribuyen a la rehumanización de la poesía tanto nacional como internacional.

Los poetas que representan la Generación del 27 son Jorge Guillén, Gerardo Diego, Rafael Alberti, Federico García Lorca, Luis Cernuda, Dámaso Alonso, Emilio Prados, Manuel Altolaguirre, Pedro Salías y Vicente Aleixandre. Eran en su mayoría madrileños y también andaluces.

Etapas de la Generación del 27

En la generación perdida se pueden distinguir tres etapas importantes. Cada una contó con características particulares que la influyeron de manera notable. A continuación se presentan en detalle.

Etapa de Formación (desde 1918 hasta 1928)

su principal enfoque es la perfección técnica, la pureza de la poesía y la temática donde predomina la deshumanización. Se respetan las corrientes modernas, las tradicionales, los clásicos como los de Góngora, el neo romanticismo y se ven inspirados y muy influenciados por el surgimiento de los movimientos vanguardistas.

Etapa de Consolidación (desde 1928 hasta la Guerra Civil)

con la influencia de la etapa anterior, cada uno de los miembros de esta generación logra su propia manera de enfocar su poesía. Existe un abandono por los formalismos y empieza una rehumanización, fruto de las crisis personales acentuadas por las preocupaciones humanas con los hechos desestabilizadores de la época. La poesía logra un enfoque más humano que involucra lo político y lo social, en donde la poesía podría ser considerada un arma de combate, critica y protesta.

Etapa de Disgregación (a partir de 1936)

con el asesinato de Federico García Lorca durante la Guerra Civil española, algunos de los escritores permanecieron en España huyendo como podían de las contiendas militares, mientras que otros se exiliaron en el exterior. La poesía tomó un tono dramático y melancólico, en donde predominó la nostalgia por la patria y los amigos perdidos.

Aunque esta generación se ve disgregada en un momento, muchos de ellos continuaron sus obras. Incluso, llegaron a la cima poética con publicaciones de gran relevancia como lo fue “Hijos de la Ira” de Dámaso Alonso.

Mejores autores de la generación del 27

Federico García Lorca (1898-1936)

Es un poeta y dramaturgo andaluz. Es sin duda alguna el poeta que más destaca de toda la Generación del 27 y sobre todo de toda la poesía española. Sus obras representan la tradición popular combinada con características propias del surrealismo. Sus metáforas y representaciones son las más complicadas, pero quizá las más bellas de la poesía española. Fue asesinado durante la Guerra Civil por el Franquismo por sus afinidades con el frente popular.

Federico García Lorca y Salvador Dalí
FUENTE: Wikipedia

Entre las obras más importantes de Federico García Lorca destacamos Poeta en Nueva York (1929), Bodas de Sangre (1933)  y La casa de Bernarda Alba (Publicada en 1945 luego de su muerte).

Gerardo Diego (1896-1987)

Es un poeta y escritor español vanguardista dentro de las corrientes del creacionismo y ultraísmo. Sus obras literarias dan inicio antes de la guerra y su fama fue creciendo en los años posteriores.  Representó lo mejor de la filosofía perseguida por los integrantes de la Generación del 27 ejecutándola a la perfección en sus obras.

Gerardo Diego

Dentro de sus publicaciones destaca Antología de la poesía española (1915-1931) en la que reúne a los principales miembros de la Generación del 27. Otra de sus obras más importantes es el Ciprés de Silos, una de las poesías más leídas de la literatura española y considerada uno de los mejores sonetos de la lengua española.

Pedro Salinas (1891-1951)

Fue un escritor madrileño tanto de poesías como de ensayos. Fue conocido por muchos como “el poeta del amor” debido a sus obras románticas en donde se destacaba el amor ante todas las cosas. Su vida estuvo muy marcada por disgustos sentimentales que expresaba en sus obras.

Su libro más representativo es La voz a ti debida (1933). Y entre otras obras resaltan Razón de amor (1936) y Largo Lamento (1938).

Rafael Alberti (1902-1999)

Poeta originario de Cádiz, España, que aportó a sus obras un polémico contenido político y social acompañado de elementos surrealistas. Después de la contienda tuvo que huir de España y no volvió sino hasta 1977 para continuar con sus producciones literarias prácticamente hasta su muerte.

Rafael Alberti
FOTO: Iberia Airlines – Rafael Alberti

Este escritor recibió el Premio Nacional de Literatura en reconocimiento a su obra más representativa llamada “Marinero en Tierra” (1924).

Vicente Aleixandre (1898-1984)

Poeta español miembro de la Real Academia Española. En 1949 fue nombrado Académico de la lengua. A partir de entonces, comenzó a mostrarse como una figura protectora para las generaciones de poetas modernos.

Vicente Aleixandre

En 1977 ganó el Premio Nobel de la literatura, entre muchos otros reconocimientos y premios a lo largo de su carrera tanto nacionales como internacionales. Sus obras de mayor relevancia fueron Poemas de la consumación (1968), La destrucción del amor (1935) y En un vasto Domingo (1962).

Manuel Altolaguirre (1905-1959)

Es un poeta, editor, productor y director de cine considerado el poeta más intimista de la Generación del 27. Tuvo que exiliarse durante el franquismo y se residenció en diferentes países como Francia, Cuba y México en donde decidió dedicarse al cine.

Manuel Altoaguirre

Entre sus obras literarias destacan Las islas invitadas (1936), Nube temporal (1939) y Poemas del agua (1927).

Jorge Guillén (1893-1984)

Es un poeta y crítico español que posee una de las más complejas formas de poesía pura. Sus obras están fuertemente influenciadas por Juan Ramón Jiménez. Sus producciones son muy optimistas y se caracterizan por la utilización de un léxico bastante elaborado.

Jorge Guillen

Se exilió y vivió un tiempo en Estados Unidos y después en Italia. En 1973 recibió el premio Miguel de Cervantes. Entre sus obras más populares destacamos Cántico (1954), Clamor (1957) y la Historia muy natural (1980).

Luis Cernuda (1904-1963)

Es un poeta sevillano que destaca por sus obras melancólicas y pesimistas, rodeadas por un aire de desencanto y desilusión. Es junto a Pedro Salinas y García Lorca uno de los artistas más influyentes dentro de la poesía española del siglo XX. Esta distinción se debe a la complejidad moral de sus obras, influenciadas por el surrealismo.

Luis Cernuda

Sus obras de mayor relevancia son Un río, un amor (1929), Los placeres prohibidos (1931), Las nubes (1940) y Ocnos (1942).

Dámaso Alonso (1898-1990)

Es un filósofo, poeta y crítico madrileño que permaneció durante toda su vida en España debido a que no tuvo la necesidad de exiliarse en el extranjero. Fue nombrado Director de la RAE (Real Academia Española) entre 1968 y 1982.

Dámaso Alonso

En 1978 obtuvo el premio Miguel Cervantes. Dentro de sus obras más populares encontramos: Hijos de la ira (1944) y Poemas puros: Poemillas de la ciudad (1921).

Otros artículos interesantes: